Venezuela celebra el Día de la Dignidad y de la Tierra Palestina

30 Mar, 2016 | Haga un Comentario

Palestina

Era 1976, la resistencia palestina convocó para ese día una huelga general contra el ocupante israelí, que desde aquella fecha de la partición del territorio palestino había ido expulsando a la población nativa y robado más y más territorio. El ejército israelí intervino asesinando a 7 jóvenes huelguistas, desde entonces se conmemora ese día en el que la Resistencia movilizó a toda la población contra el colonialismo. La Resolución 242 de Naciones Unidas exige a Israel la vuelta a las fronteras de 1967.

Tribunales internacionales, organismos de derechos humanos, Gobiernos, Convención de Ginebra, movilizaciones en todo el mundo, denuncian y condenan a Israel. Hoy la inmensa mayoría de los gobiernos del mundo entero reconocen a Palestina como Estado, entre ellos el venezolano.

Venezuela, desde la llegada al poder del Comandante presidente Hugo Chávez (1999-2013), ha apoyado la creación del Estado palestino, y, en abril de 2009, cuatro meses después de romper sus lazos con el régimen de Israel por una ofensiva en Gaza, se formalizó el establecimiento de relaciones diplomáticas al abrirse la embajada palestina en Caracas.

Las buenas relaciones han continuado con el presidente Nicolás Maduro y durante su mandato se han firmado acuerdos de cooperación en diversas áreas tales como educación, economía, comercio, energía, etc.

Igualmente el Vaticano lo reconoció el 26 de junio de 2015 en lo que representa “un signo del reconocimiento del derecho del pueblo palestino a la autodeterminación, la libertad y la dignidad en su propio Estado independiente y libre de los grilletes de la ocupación”.

Sin embargo, las condenas al irrespeto, violaciones y la opresión al Estado palestino no han sido acompañadas por sanciones efectivas, por lo que Israel continúa la colonización sin sufrir por ello ninguna consecuencia. Ya son más de medio millón los colonos que viven en los asentamientos ‘ilegales’, (TODOS los asentamientos son ILEGALES, según la legislación internacional) y el número de hectáreas robadas supera los 800.000. El robo de tierras sigue en forma acelerada y continúan las acciones de limpieza étnica de la población histórica palestina.

Las personas palestinas con ciudadanía israelí –aquellas que viven en el Estado de Israel- siguen siendo discriminadas. Hay localidades ancestrales palestinas que no son reconocidas y por ello carecen de presupuesto y otras que reciben transferencias menores a las que les corresponderían por su peso poblacional. Además, el Estado de Israel practica con estas personas una discriminación educativa y laboral que conduce a su marginalización.

Jerusalén simboliza toda la crueldad de la ocupación, según el sitio web PalestinaLIbre.org. El Estado de Israel no sólo se niega a retirarse, tal y como exige la resolución 242 de Naciones Unidas, sino que impulsa los planes de ‘judaización’ de toda la ciudad, expulsando a los palestinos y palestinas de los barrios en los que habitan desde hace siglos como Silwan o Sheik Jarrah y destruyendo sus casas o entregándoselas a colonos. De hecho, más del 85% de Jerusalén Oriental está ya colonizada.

F:PalestinaLibre.org

@DifundeLaVerdad