Rangel alerta sobre plan de Guyana con EEUU para embestir la Revolución Bolivariana

26 Jul, 2015 | Haga un Comentario

Zona en reclamación

El periodista venezolano José Vicente Rangel denunció este domingo que un plan concebido para embestir a la Revolución Bolivariana está detrás de la posición asumida por el Gobierno de Guyana, en torno al diferendo territorial sobre el Esequibo.

“Detrás de la provocación está un plan bien concebido para incidir sobre el actual proceso político venezolano, que se ha convertido en obsesión para la derecha mundial y para factores del entramado militar imperial, que no disfrazan sus propósitos destinados a desestabilizar al Gobierno bolivariano”, advirtió el periodista al iniciar su programa televisivo José Vicente Hoy, que transmite los domingos el canal Televen.

Señaló que con este plan, el Gobierno de Guyana busca constituirse en “instrumento de una política concebida a un nivel superior, de la cual ese Gobierno es un simple ejecutor”.

Venezuela considera nulo e írrito el laudo arbitral de 1899 y exige el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, suscrito el 17 de febrero de 1966 por los gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica, que establece la conformación de una comisión mixta para resolver la controversia sobre el diferendo territorial.

En el Acuerdo de Ginebra se establece, entre otras normativas, que no se permitirá ningún acto o actividad mientras esté vigente este documento firmado por los gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica.

Rangel destacó la importancia de que el pueblo evalúe la postura asumida por el actual Gobierno de la República Cooperativa de Guyana, que realmente no es movido solamente por el tema de la soberanía sobre el Esequibo.

“Se debe evaluar el por qué de la acción guyanesa en las actuales circunstancias, su agresividad, y la forma como pretende evadir compromisos suscritos en 1966 con el Estado venezolano en el Tratado de Ginebra. Precisamente este aspecto es revelador de los sesgos de la provocación montada, cuando el presidente de Guyana ahora plantea sacar el caso del ámbito de lo pactado en Ginebra para tratarlo en la Corte Internacional de Justicia. ¿Con qué finalidad?; porque los derechos de Venezuela son tan sólidos que en esa instancia serían ratificados”, señaló Rangel.

“Lo que ha provocado el presidente guyanés David Granger, con el apoyo de una empresa petrolera como la Exxon Mobil, reconocida en Venezuela porque no se le permitió hacer aquí lo que pretendía y, además, con pésima fama en el mundo por otros motivos, tiene un trasfondo que obliga a trabajar el caso como política de Estado, como bien lo planteó el Presidente (Nicolás) Maduro”, subrayó.

El periodista venezolano José Vicente Rangel denunció este domingo que un plan concebido para embestir a la Revolución Bolivariana está detrás de la posición asumida por el Gobierno de Guyana, en torno al diferendo territorial sobre el Esequibo.

“Detrás de la provocación está un plan bien concebido para incidir sobre el actual proceso político venezolano, que se ha convertido en obsesión para la derecha mundial y para factores del entramado militar imperial, que no disfrazan sus propósitos destinados a desestabilizar al Gobierno bolivariano”, advirtió el periodista al iniciar su programa televisivo José Vicente Hoy, que transmite los domingos el canal Televen.

Señaló que con este plan, el Gobierno de Guyana busca constituirse en “instrumento de una política concebida a un nivel superior, de la cual ese Gobierno es un simple ejecutor”.

Venezuela considera nulo e írrito el laudo arbitral de 1899 y exige el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, suscrito el 17 de febrero de 1966 por los gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica, que establece la conformación de una comisión mixta para resolver la controversia sobre el diferendo territorial.

En el Acuerdo de Ginebra se establece, entre otras normativas, que no se permitirá ningún acto o actividad mientras esté vigente este documento firmado por los gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica.

Rangel destacó la importancia de que el pueblo evalúe la postura asumida por el actual Gobierno de la República Cooperativa de Guyana, que realmente, dijo Rangel, no es movido solamente por el tema de la soberanía sobre el Esequibo.

“Se debe evaluar el por qué de la acción guyanesa en las actuales circunstancias, su agresividad, y la forma como pretende evadir compromisos suscritos en 1966 con el Estado venezolano en el Tratado de Ginebra. Precisamente este aspecto es revelador de los sesgos de la provocación montada, cuando el presidente de Guyana ahora plantea sacar el caso del ámbito de lo pactado en Ginebra para tratarlo en la Corte Internacional de Justicia. ¿Con qué finalidad?; porque los derechos de Venezuela son tan sólidos que en esa instancia serían ratificados”, señaló Rangel.

“Lo que ha provocado el presidente guyanés David Granger, con el apoyo de una empresa petrolera como la Exxon Mobil, reconocida en Venezuela porque no se le permitió hacer aquí lo que pretendía y, además, con pésima fama en el mundo por otros motivos, tiene un trasfondo que obliga a trabajar el caso como política de Estado, como bien lo planteó el Presidente (Nicolás) Maduro”, subrayó.

Territorio nacional de Venezuela

@DifundeLaVerdad