Intereses de diputados opositores responden a cúpulas empresariales y extranjeras

05 Ene, 2016 | Haga un Comentario

Asamblea Nacional

Este lunes Eduardo Samán, exministro de Comercio, expresó que luego de que la mayoría opositora se instale en la Asamblea Nacional “el principal enemigo al que se enfrentará la Revolución Bolivariana (…) son los intereses que defenderán desde el Parlamento, los cuales responden a las cúpulas empresariales y a factores petroleros internacionales“.

“Cuando analizas a quiénes ellos representan,son conocidos, sabemos los intereses que defienden y las leyes que promoverán desde el Parlamento. Ellos van a querer pagar los favores de las grandes corporaciones y los bancos, aprobando leyes que los favorezcan”, expresó.

Ante este escenario, Samán instó a la unidad de la vanguardia revolucionaria para consolidarse como fuerza política en la defensa de los derechos del pueblo venezolano, que han sido reivindicados durante el proceso revolucionario, impulsado por el Comandante Hugo Chávez, desde 1999.

“Quiero llamar a la unidad de los factores revolucionarios, chavistas, de izquierda. Es necesario que respaldemos a la Revolución en estos momentos que se vuelven difíciles conociendo la calaña de la gente que tomará la Asamblea Nacional”, instó.

Sobre las declaraciones que ofreciera el diputado opositor Henry Ramos Allup en las que manifiesta abiertamente su intención de derogar una serie de leyes y privatizar empresas nacionalizadas, Samán recalcó que tales medidas “solo buscan favorecer a sectores privados y que generarán un clima de desestabilización en el colectivo”.

“Vienen a privatizar de nuevo todo, a entregarle las empresas al sector privado, que supuestamente es eficiente, y que al contrario solo buscará aumentar abruptamente las tarifas de servicios que han sido subsidiadas por el Gobierno para beneficiar a los venezolanos”, dijo.

El exministro de Comercio señaló que la derecha nacional “se rinde a los intereses de potencias extranjeras que pretenden adueñarse de las riquezas petroleras de América Latina y el Caribe”.

Como muestra de ello, refirió la arremetida mediática en contra de diversos dirigentes del chavismo, quienes han sido víctimas de campañas de descrédito nacional e internacional a fin de vulnerar la moral del pueblo revolucionario.

“La guerra internacional es por el petróleo, y esa guerra no sólo afecta a Venezuela sino al bloque progresista de la región. Nos enfrentamos a factores internacionales petroleros que además cuentan con el apoyo de expertos comunicacionales para desestabilizar al país”, dijo.

@DifundeLaVerdad