Si la oposición no entiende el mensaje de la población perderá la fuerza electoral

13 Dic, 2015 | Haga un Comentario

Oscar Shemel

El presidente de Hinterlaces Oscar Schémel afirmó que si la oposición no entiende el mensaje de la población, perderá la fuerza electoral.

El 6D se impuso el descontento. El clamor por soluciones se encontró con una falta de reconocimiento de las responsabilidades por parte del gobierno, que se confió excesivamente en reivindicar el pasado y los programas sociales sin proyectar la esperanza hacia el futuro.

Así lo aseguró Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces, en el programa José Vicente Hoy

“Los números recientes le daban 42% al chavismo”, indicó durante su intervención para ratificar el acierto predictivo de Hinterlaces: “Había unos factores de riesgo que fueron los que analizamos y nos permitieron agregar al primer escenario, que era un triunfo de la oposición a través del cual alcanzaría la mayoría simple u otro escenario, nosotros observamos el otro que tenía que ver con el voto independiente como factor de riesgo (que no avanzó y se manifestó como el resto del país: Castigó la gestión”.

Schémel aseguró que “La mayoría respalda el modelo de inclusión social y político, lo que la mayoría quiere es que el modelo funcione en el terreno económico”, al tiempo que añadió que entre los principales errores cometidos en la campaña del PSUV está: “no se le habló al chavismo descontento, no se le habló a las clases medias, no se le habló a los simpatizantes, el discurso se concentró fundamentalmente en los más convencidos, en los militantes, en el chavismo duro”.

El futuro es lo que convoca y moviliza a las mayorías, sobretodo en esta etapa donde las demandas y exigencias de los sectores populares hace 15 años hoy son conquistas y derechos, y los sectores populares ahora y la mayoría del pueblo lo que quiere es orden, eficiencia, consenso, valores, una nueva etapa.

Con respecto al efecto de los medios internacionales sobre el evento electoral, consideró que persiste la campaña de neurotización y desestabilización “a través de una red de medios privados trasnacionales, que desde muchos años están intentando caotizar al país, generar angustias, generar neurosis y eso se expresó evidentemente el 6D”.

“¿Cómo enfrentar eso?, el gobierno yo creo que aquí perdió la batalla psicosocial, no logró enfrentar acertadamante la feroz campaña de neurotización que hay sobre Venezuela, de neurotización y descrédito con respecto a los líderes fundamentales del chavismo”, agregó.

Solo 35% de los venezolanos acepta la tesis de la guerra económica.

Hizo falta la esperanza

Schémel profundizó sobre la necesidad de una visión de futuro que no se hizo presente: “Quiero insistir que en una de las variables que pueden explicar la derrota es que no es suficiente reivindicar el pasado, no se puede esperar que los programas sociales se conviertan automáticamente en votos, los programas sociales además lanza la gente de que sean relanzados, la gente no quiere ver las mismas misiones de hace 10, 15 años, quiere ver misiones renovadas con nuevos objetivos, nuevos propósitos”.

Hizo falta un discurso esperanzador, lo que convoca a la mayoría es el futuro, es la esperanza, además han surgido nuevas demandas y expectativas, han surgido nuevos sujetos sociales en la revolución con nuevas demandas y nuevas expectativas que no han sido leída adecuadamente por ninguno de los dos actores fundamentales.

“Hubo una hiperdiscursividad bolivariana que no aterrizó en los temas concretos de la gente, además la gente castigo el desempeño económico, pero también un sector castigó el estilo prepotente, abusivo, arrogante de hacer política“, enfatizó.

Previsiones y recomendaciones finales

Schémel advirtió que el país se encamina en estos momentos a una profundización de la crisis a través de una confrontación definitiva: “La oposición va a presionar por crisis política, por una confrontación, de manera de debilitar u ocasionar un desgaste en el gobierno. Yo creo que la agenda de los radicales es la que se va a imponer directamente, entonces eso va a generar un cortocircuito”.

Lo que se busca ya es convocar al referéndum revocatorio e incluso una reforma constitucional. Lo que se busca finalmente terminar de caotizar y neutorizar a la sociedad venezolana profundizando la crisis política, está ocurriendo en Brasil que lo tenemos aquí al lado, eso va a generar un cortocircuito con lo que son hoy las demandas y expectativa de la mayoría de los venezolanos, los venezolanos no están buscando culpables, están buscando consensos, dialogo, negociación, valores y soluciones a los problemas económicos, esa es realmente la agenda de los venezolanos.

Ante esta perspectiva, indicó que “el gran antídoto para evitar una profundización de la crisis política es que el gobierno comience a proporcionar buenas noticias, comience a brindar soluciones sobre todo a los problemas económicos y restablezca la esperanza, esa es la mejor manera en esta coyuntura de neutralizar la presión política que hay, que en mi opinión se está activando desde la oposición”

Para finalizar, señala que si bien es difícil crear consenso en un país tan polarizado, se puede negociar, “se puede entrar en algunas áreas para dialogar y negociar la Ley de Amnistía, la reforma del BCV, que es la agenda de la oposición, reforma de la ley el trabajo y hay algunas leyes que no puedes negociar, yo creo que la oposición y el chavismo tiene que definir un conjunto de temas y políticas sobre las cuales es posible ponerse de acuerdo”.

Confrontar dos fuerzas, una fuerza electoral y otra política es un suicidio colectivo, el gobierno sigue teniendo fuerza social, tiene capacidad de movilización, sigue teniendo poder simbólico.

“Ha surgido un nuevo sujeto social histórico en revolución muy influenciado por el discurso del comandante Chávez y eso tiene que reconocerlo, repensarlo para que se reconecten ambas opciones, ambos bandos. Ninguno de los dos hoy está entendiendo los nuevos signos del nuevo tiempo político y social que está viviendo Venezuela después de 15 años de revolución.

Para el gobierno es fundamental restablecer la esperanza, necesita un discurso esperanzador, necesita definir el modelo económico productivo, necesita generar alianza y consensos con otros sectores que le permitan ampliar la base social de apoyo, necesita luchar contra la ineficiencia, el burocratismo, la corrupción y la prepotencia, necesita reconectarse con las bases.

Es importante renovar el discurso, es sumamente importante en estos momentos que avizoran una crisis política profunda, fortalecer el poder popular, los movimientos sociales, sindicales, acentuar o impulsar la formación política, ideológica e ir a un liderazgo colectivo, además de resimbolizar la imagen de Chávez para que no haya un despilfarro de su legado, de su legado simbólico”.

Seguir a @DifundeLaVerdad