Resultados del béisbol

06 Dic, 2015 | Haga un Comentario

Tibisay Lucena, presidenta del CNE

Por: Eleazar Díaz Rangel

Algunos de ustedes saben que he estado vinculado al deporte, por años fue periodista especializado, incluso presidente del Círculo de Periodistas Deportivos, y para sorpresa de algunos, exaltado al Salón de la Fama del atletismo venezolano, no por atleta sino por la cobertura que por años hice de esa especialidad. De manera que puedo distinguir entre umpires, árbitros y referís. Todos ellos son quienes ponen el orden en cada competencia de beisbol, fútbol y boxeo, respectivamente.

Sus sentencias siempre son reconocidas y salvo excepciones, discutidas, y respetadas particularmente en beisbol. ¿Desde cuándo no se ve una tángana, trifulca o camorra en un partido de pelota? Rara vez entre los mismos jugadores, pero nunca trasciende a los aficionados. Nunca han sido cambiados los resultados de los miles de partidos de pelota que se han jugado en Venezuela desde 1895, cuando se celebró el primero, por los lados de Quebrada Honda. No así en el fútbol, donde aparecen con cierta frecuencia, y a menudo de tal gravedad, ¡que sancionan al estadio!

Es característica del beisbol, donde incluidas las de strikes y bolas, los umpires dictan centenares de sentencias en cada juego, y si es necesario, como lo estamos viendo ahora, apoyados en la tecnología. Cuando los fanáticos de un equipo se creen perjudicados, lo más que hacen es pitar al responsable de la sentencia.

Todo ello ha contribuido a crear una sólida cultura de respeto a las decisiones arbitrales, con las excepciones en la justicia ordinaria, que establece las instancias para la apelación. Por estas razones, ha sorprendido la decisión de la oposición agrupada en la MUD de no reconocer los resultados de la votación de hoy, alegaban que si pierden o, ganan con poca ventaja, es porque ha habido fraude. Así lo han dicho, aunque ellos saben bien que con este sistema electoral es imposible que el CNE adultere un resultado para favorecer a un partido o candidato. No sólo porque parece ser el sistema más vigilado del mundo, -aunque también el más atacado desde el exterior- pero con 22 auditorías que suscriben los autorizados a presenciarlas, incluidos los representantes de partidos opositores cuyas firmas pueden encontrarse en las actas correspondientes. Como si no fuese suficiente, cuando apenas termina el escrutinio se escoge 54% de las mesas y se ¡hace una auditoría a los resultados! Así, el sistema deviene en el más transparente.

Y otra razón más: cuando se ha denunciado un fraude después de una elección o referendo, nunca han podido presentar las pruebas porque, sencillamente, no existen. No quiero repetir el episodio de Ramos Allup, el secretario general de AD que el 4 de agosto de 2012, en la mañana del día siguiente del referendo revocatorio, ofreció presentar “las pruebas desde mañana”… en espera hasta el sol de hoy.

Sucede que esta no es una votación nacional, sino en 87 circuitos, cada uno distinto a otro, unos eligen hasta 16 diputados y otros apenas cuatro; terminado el escrutinio, decenas de personas, comenzando por los testigos de partidos, conocen el resultado, y seguidamente sus partidos. Que recuerde, en las últimas parlamentarias, cuando el GPP sacó 98 diputados y la MUD 67, no hubo ninguna denuncia de fraude. ¡Es imposible que en un mismo circuito el CNE le añada votos al oficialismo y le quite a la oposición! Lo que ocurría en la llamada IV República. Sencillamente imposible el fraude, admitido en diversas elecciones por los voceros opositores rectores del CNE.

Y, sin embargo, la MUD, pese a que anunció que ganará por amplia mayoría, sigue obstinada en negarse a declarar que reconocerá los resultados: no firmó el proyecto del CNE ni el que posteriormente presentó Unasur. La única queja o reclamo válido es la discriminación en el uso de medios públicos. Razón por la cual escribí que es necesario reglamentarlo.

¿Habrá cambiado de opinión? ¿Qué pensarán sus invitados expresidentes y otras personalidades traídas del exterior? E, igualmente, ¿que dirán Leonel Fernández, hombre de un país beisbolero, los integrantes de la comisión que preside, y las decenas de periodistas extranjeros que han venido?

Y, finalmente, como mensaje a mis habituales lectores dominicales, escuchen el consejo de Tibisay Lucena, la presidenta del CNE: “Podemos votar con tranquilidad”, y el ofrecimiento del ministro G/J Vladimir Padrino López: “La Fanb garantiza el orden público”.

La campaña mediática desde el exterior no tiene comparación alguna. Hasta Rusia la denunció hace poco. Si ustedes leyeran un artículo de The Financial Times, que nos trata de borregos, los medios españoles casi todos y los del vecino Colombia, así como varios de EEUU, tomarían conciencia de su magnitud. Es el poder financiero que está detrás del control de los más poderosos medios del mundo. Una campaña similar la hubo contra el kirchnerismo en Argentina, la hay contra Correa en Ecuador y más coyuntural contra Evo en Bolivia. Están persuadidos, después del triunfo sureño (relativo, porque la oposición quedó con 48% del electorado y controla ambas cámaras), creen que ha llegado el momento para darle un golpe letal al proceso de avances en América Latina en estas parlamentarias de hoy.

Lo que sí les puedo asegurar es que nadie, ni Ávila ni Pedrique, en el “Caracas”, estarán pensando en no reconocer los últimos scores.

Sé que hoy es día para votar, pero el ministro Pedro Infante, debe conocer las quejas y reclamos de Kika Moreno, capitana del equipo Sub-20, que acaba de clasificar para el mundial femenino.

Tengo cuatro libros hace tiempo recibidos cuyo envío debo agradecer: de Marcial Ríos Coronel, editorial Galac, “Insurgencia 1960 Frente Simón Bolívar”, con un profundo relato sobre la insurgencia armada en la ciudad. En otra dirección: “Elena Crucificada”, de Elsa Morales, ella era pintora, y le gustaba escribir, especialmente poesía, y publicó varios libros. Antes, llevada por Liliam Melcones, escribió en el diario “Punto”, que yo dirigía, y en línea paralela, de Jesús J. Alfonzo, “Soggetto Cavato, “La historia y mis relatos de los primeros años del Sistema” (de orquestas Simón Bolívar). Jesús Abreu Anselmi, presidente de El Universal, me envió “Conversaciones y entrevistas”, Editorial 43-43, del veterano colega y amigo Carlos Croes, con fotos de sus entrevistados.

Tomado de la columna: Los Domingos de Díaz Rangel/ Edrangel@grupo-un.com

@DifundeLaVerdad