Paz

25 Sep, 2015 | Haga un Comentario

Por: Roberto Malaver

Nos rendimos! Ahora todo el mundo anda en plan de paz y amor y nuestra victoria será la paz, y solo nosotros, en la oposición, estamos en pie de guerra desde que Hugo Chávez llegó al poder. En el 2002 dimos un golpe de Estado y durante 47 horas estuvo Te queremos Pedro en el poder, y después, a correr todo el mundo, y luego le clavamos un paro activo con palitos energéticos y tomamos por asalto el poder en la plaza Altamira, y pusimos bombas en el Consulado de Colombia, y así seguimos en pie de guerra y fumando la pipa de la guerra, y llamamos a descargar la arrechera gratuitamente y así hasta que llegamos a lo que llamamos La Salida y allí estuvo María –Súmate– Machado , y Antonio –Superman– Ledezma y Leopoldo –Cheque PDVSA– López y vinieron las guarimbas, y publicamos un remitido en la prensa llamando a la transición, y ahora nos vienen con pajaritos preñados de paz y amor y haz el amor no la guerra, y ni de vaina, nosotros seguimos pam-pum-pim-pam.

Ahora desde Cuba nos llega el son de que Santos y Timochenko adelantan la paz, y dentro de seis meses se firmará el acuerdo, y Uribe está que estalla, que explota, que dispara sujetos, verbos y predicados de todos los calibres por esa boca, y nosotros que lo apoyamos, pero, como siempre, nos quedamos calladitos porque no nos metemos en ese peo, pero ¡cómo deseamos que Uribe termine con esa paz de Santos!

Toda paz para nosotros es dañina. Esa paz no es buena, hace daño y da pena y se acaba por llorar. En eso tenemos que estar claros. Nadie ha visto a Henry –Espoleta– Allup hablando de paz, ni de vaina, no se va a meter a hippie después de viejo, y esa no es la línea, con este Gobierno no se puede estar en paz, y mucho menos ahora que vienen unas elecciones, y nosotros decimos que si cierran la frontera, es porque no quieren que haya elecciones, que si Maduro va a la ONU es porque no quieren que haya elecciones, y después, cuando vengan las elecciones, le vamos a decir de todo al CNE, ¡ay!, CNE, ¡qué mal te veo!, la guerra que viene es contigo, así que olvídate de paz y amor que ya los cañones te están apuntando.

Esta paz pone en peligro la victoria parlamentaria, porque nuestra gente es capaz de quedarse tranquilita en sus casas porque hay mucha paz, y ellos saben que si nosotros ganamos somos capaces de todo, porque ya en el 2002 le quitamos la Navidad y el beisbol y las hallacas y ¡al carajo los enfermos!

El papá de Margot, cuando vio por Telesur a Timochenko dándole la mano a Santos y a Raúl Castro muerto de la risa, dijo: “Ahora sí es verdad que nos jodimos, aquí el único que está en guerra soy yo”. Y se fue al cuarto y le metió su coñazo respectivo a la puerta y un vecino gritó: “Estalló la guerra”.

—Vengo a decirle adiós a los muchachos –me canta Margot.

Por: Roberto Malaver / @robertomalaver

@DifundeLaVerdad