Negro

26 Jun, 2015 | 1 Comentario

Por: Roberto Malaver

¡Con ese negro no hay buey! Metimos la pata otra vez hasta donde dice cuidado puente angosto. Llevaron los restos simbólicos de Negro Primero a la Asamblea Nacional y ¿quiénes fueron los primeros en hacerse los pendejos y desaparecer de la Asamblea?, los diputados nuestros, coño, ¿qué carajo le vamos a decir ahora a los negros o afrodescendiente como los llaman los chavistas, que están con nosotros?, ¿cómo le explicamos a esa gente que no fuimos porque ese negro no nos importa un carajo y esas son vainas de Maduro para ganar tiempo? Alguna vaina tenemos que decirle a esa gente, porque esa gente también vota por nosotros. Allí estaba Diosdado –amigo de Shannon- Cabello contentísimo al lado de los restos simbólicos de Negro Primero y diciendo que solo faltábamos nosotros, porque no aprendemos, qué carajo nos costaba a nosotros ir y poner a Ismael –Talanquera- García a hacer su guardia al lado de los restos simbólicos, coño, pero no aprendemos, hemos insultado a medio mundo y solo nos faltaba insultar a Negro Primero y ya lo hicimos al no asistir a la Asamblea a despedirlo en el al Panteón Nacional.

Es que lo racista se nos nota por encimita. Allí vimos al historiador, Elías Pino –injuriador- Iturrieta decir en un twitter: “Danny Glober es el negro segundo”, y otro tipo le contesta, “Creo que tercero, porque Aristóbulo estuvo antes”, ¿Ustedes creen que esa vaina es propio de gente inteligente?, no me jodan. Este pueblo ya no es pendejo, como creímos siempre nosotros cuando gobernamos cómo nos dio la gana, y teníamos a nuestra gente dando órdenes de todo tipo y dándonos la gran vida aquí, en París, New York y no digo más porque me da pena, penita, pena, la vaina.

Si no le paramos bola a Negro Primero quiere decir entonces que la batalla de Carabobo también nos importa un carajo, y por lo visto es verdad, porque ya la mayoría de la gente de este país sabe que a nosotros lo único que nos interesa es quedarnos con Pdvsa y todo lo que de real, dólares, esa es la única vaina que nos pone ese corazón a millón por hora. Antes la vaina era más fácil, porque uno enviaba a un tipo de esos de la Academia de la Historia para que diera su discurso y bla-bla-bla-y después nos íbamos a caer a palos y a hablar de las inversions que estábamos haciendo en el exterior y “¿cómo le va a tu hijo en Harvard?”, y “te vi en una góndola en Venecia y no me saludaste”, y “ya a Paris no se puede ir porque hay mucho marginal”, y no me echen más cartas, pero ahora los chavistas se tomaron la historia en serio y quieren llenar el Panteón Nacional de tierrúos y pate en el suelo y uno tiene que calárselo.

El papá de Margot vio la llegada de Negro Primero al Panteón por televisión, y dijo: “Qué raro, Negro Primero es el último en llegar al Panteón”, y se fue la cuarto y le metió un coñazo a la puerta tan duro que una vecina gritó: “Mañana me mudo, carajo”

  • Duerme, duerme, negrito.- me canta Margot

Por: Roberto Malaver / robertomalaver@gmail.com / @robertomalaver

@Difundelaverdad




1 Comentario

  1. Miguelángel Carrillo 27 jun, 2015 / 13:11 PM

    La burguesía criolla, apátrida y ladrona por excelenca que les puede preocupar cosas de historia y menos si se trata de negritud en realidad lo que les interesa es el tamaño de la entrepierna del negro que a mas de uno le ha volteado los ojos y se los ha puesto blancos como a ellos si les gusta, practicantes del empalamiento aunque sea de rancia familia a muchos se les afloja el barro cuando ven un negro grande, grueso, cabezón y medio pando. Por eso cuando quieren negro fuerte y caliente no piensan en Barlovento solamente si no vuelan directo a Haiti, mas contentos que ganador unico de Kinotachira.