La manito (peluda)

02 Dic, 2015 | Haga un Comentario

Por mucha musiquita que le pongan, cuando la oposición te invita a votar por “la manito”, uno no puede sino recordar las escenas del crimen donde esa manito ha dejado sus huellas.

La manito del Carmonazo, la que grabó a aquellos militares achacándole al gobierno unas muertes que no habían ocurrido… todavía. La manito que puso francotiradores, la que apretó el gatillo, la que secuestró a Chávez. La manito que redactó y firmó el decreto que eliminó los poderes públicos en nombre de la “libertad”, la manito que contó los pollos antes de nacer.

La manito que nos quiso robar la navidad. La que cerró las santamarías. La que saboteó PDVSA porque si no es mía no es de nadie. La manito que tejió un paro que se le fue de las manos.

La manito que se extiende para recibir sus dólares del Departamento de Estado, la que conspira sumisa, colonizada. La manito que aplaudió a manos batientes el borbónico “por qué no te callas”. La que apretó entusiasmada las manos perversas de Alvaro Uribe, el que dijo que le faltó tiempo.

La manito que abrió las puertas de la finca Daktari. La que, atrapada con las manos en la masa, salió con que la masa era de “paracachitos”. La manito que puso la bomba en la camioneta del fiscal Danilo Anderson. La misma que más tarde asesinó a Robert Serra.

La manito blanca que prometió incendiar el país y no cesa en su intento. La del “no me da la gana”, la del estudiante que no estudia, la guarimbera. La manito que colocó guayas para degollar incautos motorizados. Manito de verdugo disfrazada de víctima. Manito que tira la piedra y esconde la mano.

La manito que se frotaba con sadismo: “y nadie se los va a devolver”. La que, crispada en un puño, mandó a descargar la arrechera. Manito manchada de sangre… La manito que se lava las manos “Yo no fui”.

La manito cadivera. La de Dólar Today. La que te esconde la comida. La que vacía tus bolsillos, la que se lava la cara con el cuento de que “somos una gran familia”, eso sí, con un tío rico y millones de parientes pobres.

La manito que nunca presenta las pruebas de un fraude que sigue cantando. La que no asiste a la Asamblea Nacional; la que, cuando va, nunca vota a favor del país o del pueblo. Manito que ofrece coñazos… Esa manito que, no si no votas por ella, te clavará sus uñas afiladas, y si lo haces, también.