La hoja de ruta de la MUD

09 Mar, 2016 | Haga un Comentario

Por: Luisana Colomine

Los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática lanzaron este lunes su decreto de guerra a muerte. Nada que no hayamos escuchado ya. Puro “caliche” como dicen los periodistas, pero ahora meten todo en una llamada “hoja de ruta” en la cual, francamente, no se define ninguna ruta. Veamos:

1: Convocamos a todo el pueblo de Venezuela para lograr la renuncia de Maduro a la presidencia de la república: o sea que es el pueblo el que le pedirá la renuncia al presidente Nicolás Maduro quien ya dijo que él no se va. Y ¿De qué manera lograrán esto entonces? Dicho sea de paso, algo tan personal pues nadie lo puede obligar a ello. ¿Guarimbas? ¿Marchas? Y entonces evocamos a aquellos jóvenes que juraron en la Plaza Altamira no volver a sus casas hasta que saliera Maduro pero a los tres días ya habían abandonado la batalla.

2: Vamos a aprobar una enmienda constitucional que sea votada y defendida por el pueblo para reducir el mandato presidencial y lograr elecciones presidenciales este año: como la canción de la Pulga y el Piojo, ya no es la renuncia que ya la tenemos, ahora es la enmienda ¿dónde la hallaremos?…Si no es el pueblo que va y lo desaloja, es la renuncia. Y si no es la renuncia, entonces es la enmienda, un mecanismo que tiene su procedimiento y está en la Constitución que nos rige y que impulsó el presidente Hugo Chávez con el respaldo mayoritario del pueblo. La enmienda, según el artículo 340 de nuestra Carta Magna, tiene por objeto la adición o modificación de uno o varios artículos de la Constitución “sin alterar su estructura fundamental” La iniciativa de la enmienda podrá partir del 15% de los ciudadanos inscritos en el registro civil y electoral o de un 30% de los integrantes de la Asamblea Nacional o del Presidente en Consejo de Ministros. Cuando la iniciativa parta del legislativo se requiere la probación de ésta por la mayoría de sus integrantes y seguirá el proceso de formación de las leyes.

3: Iniciar el proceso para el referéndum revocatorio y aprobar la ley de referéndum: seguimos como La Pulga y El Piojo: Ya no es por la enmienda que ya la tenemos, ahora es el revocatorio ¿dónde lo hallaremos?: en el artículo 72 de la Constitución de Chávez: “Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables”. Transcurrida la mitad del período, un número no menor del 20% de los electores de la localidad correspondiente podrá solicitarlo. Cuando igual o mayor número de electores que eligieron al funcionario hubieren votado a favor de la revocatoria, siempre que haya concurrido al referendo un número igual o superior al 25 por ciento de los electores y electoras inscritos se considerará revocado el mandato. En el caso del presidente Maduro deberá obtener una votación superior a los 7 millones 587 mil 579 de sufragios que lo llevaron a la Primera Magistratura para ganar el referéndum.

Adicionalmente, y como en Venezuela los referendos son normados por el Consejo Nacional Electoral desde 2007, la oposición está impulsando también una Ley sobre esta materia. Seguimos con el estribillo: ya no es el revocatorio que ya lo tenemos, ahora es la Ley de Referéndum ¿dónde lo hallaremos?

Por otro lado, intentan activar la Carta Interamericana Democrática de la Organización de Estados Americanos, es decir aplicarnos el artículo 21, lo cual sólo significa que expulsarán a Venezuela de ese excelso organismo. Es decir nade nos va a invadir ni mucho menos nuestro país quedará aislado. Los tiempos son otros.

La distorsión mayor es que el propio secretario general de la OEA, Luis Almagro, está impulsando desde dentro tal acción que para concretarse debe primero convocarse una sesión extraordinaria y llamar a votación a sus miembros. Recordamos que Cuba fue expulsada de ese ente en 1962 y luego en 2009, en Honduras se levantó la sanción per el heroico pueblo de Martí no quiso regresar a la fiesta…

Muy difícil comprender, entonces, esta hoja de ruta, llena de desvíos, trochas y desconcierto. Mucho desconcierto. Destino final: ninguna parte, como aquel bus del progreso del cual más nunca hablaron…

Tomado del Blog: El Tugurio de Luisana

@DifundeLaVerdad