La Criminalidad (I)

11 Feb, 2016 | Haga un Comentario

Por: Freddy Bernal

Abordar el tema de la criminalidad en Venezuela en un artículo de aproximadamente 2100 caracteres, no solo es una utopía, sino un acto de irresponsabilidad y soberbia, que dista mucho de mi concepción y comportamiento de vida, tanto privada como pública.

No solo por los múltiples factores que concurren en el delito, sino también, por la obligatoria necesidad de analizar, estudiar e investigar, el por qué las políticas públicas ejecutadas por nuestro gobierno en materia de seguridad no han alcanzado los resultados esperados. Mezquino seria obviar, por ejemplo, los esfuerzos y avances que sobre esta materia ha hecho nuestro gobierno. La dedicación puesta en la formación de funcionarios y funcionarias de la Policía Nacional Bolivariana son innegable, así como, la articulación entre los diversos cuerpos de seguridad del Estado y la dotación en pertrechos, logísticas y tecnología. Pero, todo indica que no hemos sido totalmente asertivos, y que debemos replantear y ajustar las políticas sobre esta materia. Tema que abordare en las próximas semanas.

Por ahora, es necesario interiorizar que no podemos obviar una realidad tan tangible, estamos obligado abordarla con valentía y seriedad. Por ejemplo, el perverso fenómeno social de los Pranes; sus conexiones con las bandas a cielo abierto; la influencia del exterior en el tema; el precio por la “cabeza hombre y/o mujer uniformado”; la corrupción en el sistema judicial, entre otros.

Esta triste realidad nos obliga a poner en marcha una política integral contra el crimen en Venezuela, dejando de lado, la hipocresía de algunos sectores de la sociedad y entes de Estado, donde los venezolanos y venezolanas dejemos la diatriba política sobre este tema y conformemos un frente nacional contra el crimen y la violencia, donde el gobierno apegado a la constitución y las leyes, honre el uso legítimo de la violencia, otorgada constitucionalmente, porque la revolución esta obligada a garantizar la Vida y Paz a los hombres y mujeres de bien.

@DifundeLaVerdad