Gente dispuesta a matar

12 Abr, 2016 | Haga un Comentario

Táchira

Por: Clodovaldo Hernández

Minuto en serio

Estar dispuesto a matar al adversario es un nivel extremo del fanatismo de cualquier tipo. En ciertas instituciones militares se entrena a los soldados y oficiales para que sean armas mortales contra “el enemigo”. Lo mismo ocurre en organizaciones delictivas e irregulares. En oportunidades, la disposición a matar florece entre activistas de partidos y movimientos, es decir, por motivos políticos. En tales casos, casi siempre es un síntoma de una enfermedad muy grave en las entrañas de la sociedad.

Luego de los acontecimientos de San Cristóbal la semana pasada, las alarmas se dispararon. El asesinato de dos policías, cometido por un estudiante que “les pasó por encima” con un autobusete secuestrado más que un acto demencial de una persona es el resultado de una prédica política que confunde el noble valor de la determinación a luchar por las propias ideas con la violencia más despiadada; una prédica que pretende hacer creer que los instintos criminales son lo mismo que valentía.

Uno de los aspectos más preocupantes de los sucesos sangrientos que han impactado al país en los últimos años, protagonizados por activistas políticos (la descarga de arrechera de 2013, las guarimbas de 2014, el descuartizamiento de una mujer en 2015 y, ahora, el doble homicidio de los policías en Táchira) es que sus protagonistas son militantes de sectores políticos que supuestamente están en contra de la violencia, que se venden a escala internacional como adalides de la democracia y mártires de los derechos humanos.

En ese contexto se agrega, además, el empeño de borrar todos los actos criminales de los últimos 17 años, siempre y cuando se hayan cometido con supuestos móviles políticos. Sin duda, un estímulo adicional para los que han llegado a creer que matar es legítimo y hasta una acción digna de orgullo.

Minuto más o menos en serio

Disparados con un arco. 

Ciertos cuadros de la Revolución han encontrado un pretexto perfecto para poner pies en polvorosa y dejar ya de defender al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Se trata del modelo de negocios adoptado en el llamado Arco Minero, mediante el cual se le está dando entrada a grandes empresas transnacionales del sector.  Los que están saliendo disparados del chavismo (como flechas impulsadas por un arco) dicen que esa manera de otorgar concesiones mineras es contraria al Plan de la Patria porque causará graves daños ambientales en ecosistemas frágiles que, además, son propiedad de los pueblos originarios. “Hay saltos de talanquera que tienen mucho caché, son muy elegantes –comenta mi amigo el Profesor de Historia-. No es lo mismo decir que uno se volvió escuálido porque estaba harto de hacer cola en el supermercado, que decir que decir ‘Me voy porque soy ecologista y este gobierno se  puso en modo depredador’”.

Minuto loco

¡A que no investigan, voy! El diputado Freddy Guevara ha dicho que la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional investigará el megaescándalo mundial denominado Papeles de Panamá, en el que hay más de 240 mil menciones de la palabra Venezuela. Gente con cierto rodaje político, en cambio, dice que eso no ocurrirá, pues si salen a la luz los principales implicados venezolanos en ese asunto, la oposición quedará peor parada que el gobierno, ya que el país del canal ha sido uno de los destinos favoritos del antichavismo rabioso y, en particular, de todo género de empresarios estafadores de alta y baja laya, pero casi todos contrarrevolucionarios. “Apenas empiecen a relucir ciertos apellidos, los diputados de la Comisión de Contraloría van a decidir que es mejor dedicar sus esfuerzos a otros casos”, aseguró la politóloga Prodigio Pérez, quien está tan segura de que la investigación será flor de un día, que hasta reta a quien quiera a casar una apuesta.

¡Qué contrariedad, está lloviendo!

 La disociación de algunos sectores no es cuento. Hay gente que desea tanto ver el final del proceso revolucionario que hasta se pone brava porque en algunas regiones del país ha comenzado a llover y eso aleja la posibilidad de un gran apagón nacional que, a su vez, generaría un caos social generalizado y, en consecuencia, la caída del rrrrégimen. Los enfermitos han llegado a tal extremo que hasta mandan tuits maldiciendo  la mala suerte del país porque está atenuándose la sequía.

Bachaqueros ginecólocos

La actividad de la reventa especulativa, ahora llamada bachaquerismo, alcanza niveles de esplendor. Por ejemplo, los bachaqueros que pululan en los alrededores del mercado de Quinta Crespo, en Caracas, no se conforman con vender alimentos, café y productos de limpieza e higiene. También han incursionado en el campo de la farmacia, específicamente en la rama de los anticonceptivos. Esos “emprendedores” tienen las píldoras que no se consiguen en ninguna farmacia, y algunos hasta les dan a sus clientes (¿o será pacientes?) recomendaciones facultativas sobre las dosis y maneras de tomarlas.

clodoher@yahoo.com

@DifundeLaVerdad