Faja Petrolífera del Orinoco

09 Ago, 2015 | Haga un Comentario

Faja Petrolífera del Orinoco

Por: Eleazar Díaz Rangel

El miércoles 20 de julio leí uno de esos artículos que habría querido haber escrito, por su concreción, por su brevedad y fácil compresión. El título es “Invisibilizar la Faja Petrolera” y su autor es el joven experto petrolero Fernando Travieso.

Lean su introducción: “El esfuerzo gigantesco que ha realizado Pdvsa al incrementar la producción de petróleo en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez a más de un millón 350 mil barriles diarios y haber producido y mejorado tecnología que ha elevado el factor de recibir o de aumentar del 20 al 35 por ciento las reservas del total de petróleo bajo tierra, en áreas desarrolladas integralmente por la estatal venezolana, es un logro nacional de impacto mundial”.

Luego agrega: “Los profesionales y operadores de la industria han logrado éxitos gigantescos que por sí solos hablan de la calidad de los integrantes de nuestra industria nacional, lo que debe ser reconocido sin mezquindades”.

Como diría el reaparecido maestro: es como pedir peras al olmo, allá en Zulia, o plátanos a un piñal. Inconcebible leer de la oposición el más elemental reconocimiento, y menos ahora cuando solo buscan votos y resolver embrollos.

Añade Travieso: “La invisibilización de la creciente importancia estratégica de la Faja Petrolífera del Orinoco responde a una maniobra planetaria que apunta a generar en el imaginario colectivo la idea de que se actúa contra Venezuela por razones diferentes al control de sus reservas petroleras”, lo cual es rigurosamente cierto, pero advierte: “Toda la guerra mediática sobre derechos humanos, y al tratar de generar conflictos internacionales, obedece al plan del estamento financiero internacional de apropiarse por diferentes medios de la ahora reserva de petróleo jamás conocida…”.

Vale la pena que hagan un esfuerzo por encontrarlo, en su totalidad, y buscar esa edición del Correo del Orinoco porque, por esas cosas del periodismo, aparece otro artículo, esta vez de Andrés de Chene, quien años atrás fue presidente de Fedecámaras y de la Liga de Beisbol Profesional, y desde esta época, mi amigo, quien empieza escribiendo: “Oportunidad extraordinaria se presenta para el empresariado venezolano -pequeño, mediano, grande- de formalizar esfuerzos conjuntamente con Pdvsa en la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez…”.

Como alguien conocedor, afirma que “la inversión es realmente significativa y existe en Venezuela buen capital privado que podría formar parte del desarrollo social”, que se necesita por etapas… Como no creo que De Chene sea un ingenuo, cabe ahora informar, para cerrar así esta cadena “petrolera”, informándoles que hace bastante poco tiempo, en visita del presidente Maduro, se suscribieron contratos de producción y servicios con unas 30 empresas venezolanas. Un importante salto adelante.

Desde Toronto

La llegada de la delegación de Toronto permitió recordar mi comentario sobre el deporte colombiano. Pues quedo inequívocamente demostrado su sostenido crecimiento en los últimos 10 o 12 años y, oportunamente, la Dirección Técnica del COC explicó las causas: sencillamente, hacen una selección previa de los atletas con más opciones, no malgastan un centavo y los dividendos se expresaron en oro, mucho más, creo que el triple del alcanzado por los venezolanos. ¿Y ustedes saben cuál fue la explicación que ofreció Eduardo Álvarez, presidente del Comité Olímpico? ¡Que “Venezuela se equivocó calculando las medallas”! Venezuela es mucha gente, pues ni los atletas participaron elaborando la selección. Asuman sus responsabilidades.

Tomado de la columna: Los Domingos de Díaz Rangel

@DifundeLaVerdad