“Chavismo execrado”

28 Sep, 2015 | Haga un Comentario

Por: Maryclen Stelling 

Este pueblo que somos jamás deja de asombrar. Impresiona la madurez política, la capacidad analítica y de crítica, el compromiso y responsabilidad con el país. Caminando en un parque de Caracas me detengo a comprar una bebida. La persona que atiende me dice “disculpe, le voy a pedir que “nos” apoye” y sorprende cuando me demanda que ayude al “chavismo execrado”.

Más que explicar lo que entiende por ello, nombra las personas –hombres y mujeres- que a su juicio, conforman ese grupo “injustamente repudiado, apartado, estigmatizado” que, en su opinión, goza de legitimidad social y política. Conjunto social en el que se reconoce e incluye. Con certera agilidad y perspicacia distingue a un trotador como “ese que va allí”, fulano de tal, es del “otro bando”.

Execrar es sinónimo de abominar, aborrecer, odiar, vituperar; detestar desde el fondo del alma y tener una profunda aversión; excomulgar, maldecir, condenar por parte de una autoridad religiosa y expulsar a alguien de una religión.

La sentencia del filósofo Spinoza resume exactamente su significado:

“Que él sea execrado durante el día y durante la noche; sea execrado al acostarse…al levantarse; sea execrado al salir…al entrar. Que el Señor nunca más lo perdone o acepte…de ahora en adelante recaigan sobre este hombre…todas las maldiciones escritas en el libro del Señor…que el Señor…lo oprima con todas las maldiciones del firmamento contenidas en el Libro de la Ley; y que todos Uds obedezcan al Señor…

El “chavismo execrado”, conforma entonces una categoría social emanada de la propia dinámica sociopolítica del país y referida a un grupo político específico. Es de carácter disyuntiva, por cuanto la separación entre las categorías es excluyente: execrados y “el otro bando”, algo así como buenos y malos, elegidos y repudiados.

El ámbito social, más que un territorio, es un espacio simbólico que se retroalimenta del discurso social. El estigma (E. Goffman, 1963), es “un atributo profundamente desacreditador dentro de una interacción social particular”, donde el portador quedn reducido, a una categoría de personas devaluadas, excluidas por la sociedad más amplia.

¿Se estará conformando una identidad social estigmatizada denominada el chavismo execrado?

Por: Maryclen Stelling 

@DifundeLaVerdad