Candidato en Oferta

05 Feb, 2016 | Haga un Comentario

Parece que acaparó toda la felicidad del mundo y no se aguanta y dice: “Al fin los ricos tenemos un candidato decente. Después de haber invertido tanto dinero en tanto marginal, ahora, al fin, tenemos un candidato que ya salió al mercado y está en oferta. Basta de soportar tanto oportunista. Tanto pata en el suelo”.

Abre su cartera Prada y saca su minicomputador y busca un video para que vea la entrevista que le hicieron y, mientras lo ve, sigue diciendo: “Mírale la cara al periodista, se nota que nunca en su vida había tenido tan cerca a una persona como esa; pobrecito, esa noche seguro que no pudo dormir, porque nuestro candidato al fin decidió dar la cara y ponerse al lado de esos marginales, para que respiren, por primera vez, el grato olor del éxito”.

El mesonero se acerca, y una vez que coloca sobre la mesa la botellita de agua Evian -todavía quedan, mi reina-, le dice a Cinthya, y el café negro, ve al candidato que está en la pantalla de la minicomputadora y le dice a Cinthya: “Esa es una candidatura para tomársela… para tomársela en serio, mi reina bella”. Después se marcha alelado por tanta belleza natural.

Y sigue Cinthya contando: “Te confieso una cosa, en mi casa todos estábamos asustados, porque mi padre creía que iba a financiar la candidatura de Ramos Allup, porque tú sabes que ya Enriquito no cuenta para nada, ahora que nuestro candidato puso su oferta en el supermercado, mi padre dijo: “Por fin, un candidato que es como nosotros y no necesita financiamiento, porque él se financia solo. Tiene todas las ventajas que debe tener un candidato. Y además, seguro que él sabe que Venezuela es su empresa”.

Ahora busca una rueda de prensa y dice: “Míralo aquí, ya se desenvuelve como presidente ejecutivo, propone y argumenta, y le saca la máxima ganancia a su mínima inversión. Estamos contentos, amigo, por fin los pobres de este país van a tener un candidato rico en quien confiar. Esos pobres, que piensan con la cabeza de los ricos, ahora tienen el rico en quién pensar y en quién confiar. Un producto único y bien terminado. Y además, embotellado en este país”.